LEY DE TELETRABAJO Y SUS NUEVOS RETOS ECONÓMICO-FISCALES.


LEY DE TELETRABAJO Y SUS NUEVOS RETOS ECONÓMICO-FISCALES.

Las recientes obligaciones para el trabajo desde casa (home-office) conllevarán a un gran reto fiscal.

Entre estos retos, se advierte la forma en que se adjudicarán los costos que cause la compensación a los trabajadores por los servicios de electricidad y telecomunicaciones, y a su vez la manera en que efectúen las retribuciones.

De acuerdo con Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), las novedades publicadas para el home-office, son provechosas y claras en su aspecto general, sin embargo aún hay aspectos indeterminados, como por ejemplo de qué manera los patrones podrían deducir gastos relacionados con la compra de equipo y el pago de servicios de internet, que deberán hacer y que los obliga la reforma misma.

“Algo que faltó es, describir cómo se va a hacer la compensación al trabajador por estos ingresos sobre la luz, o internet, ya que no se debe de considerar como un ingreso gravable del trabajador, en sí es un costo del mismo trabajo; para el patrón, este gasto debe de ser deducible al cien porciento, es menester mencionar que falta ajustar las leyes fiscales o la realización de una miscelánea para definir de qué manera deberá hacerse este ingreso y esta deducción”, -explicó Leñero.

A su vez mencionó Leñero que, si se reporta la compensación como un ingreso, esto podría conllevar al incremento del pago del ISR del trabajador o repercutiría en un mayor salario base, lo cual incrementaría la seguridad social y representaría un gasto mayor para las empresas.

Asimismo el titular del CEEF señaló que proporcionar herramientas, así como computadoras y sillas implica una parte bastante fácil de cumplir, pero, aún falta determinar la manera de calcular la compensación por internet y luz.

Ahora bien, es menester recordar que de acuerdo con la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación, más de un cuarenta porciento de los días laborales a distancia deberán apegarse a la nueva normativa.

Además es necesario precisar las obligaciones que aplicarán en caso de que el trabajador pida voluntariamente trabajar a distancia, inclusive aunque éste tenga un centro de trabajo apto para desempeñar sus labores.

 

Carga patronal
 

Entre las medidas que la reforma al home-office considera, una de ellas es el cumplimiento de la seguridad social a los trabajadores a distancia, lo cual implica el pago de una serie de cuotas.

 

-Obligaciones patronales respecto a la seguridad social:

 

  • Registrar a trabajadores al IMSS
  • Llevar registro de nómina, días laborales, salarios y conservación de registros por 5 años
  • Permitir al instituto inspecciones y visitas domiciliarias
  • Registrar un salario base de cotización
  • Determinar cuotas obrero-patronal
  • Ahorro
  • Cumplir con obligaciones sobre el seguro de retiro
  • Instrumentos de trabajo, así como ropa y herramientas
  • Pago de tiempo extraordinario
  • Participación en utilidades
  • Aportaciones al INFONAVIT

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario