COMPLICADO INICIO DEL 2019 PARA IVA E ISR


COMPLICADO INICIO DEL 2019 PARA IVA E ISR

Durante el mes de enero de este año, se recaudaron $90,664.5 millones de pesos por concepto de IVA, a diferencia de los $103,335 millones de pesos recaudados en 2018, lo que significó una reducción de 12.3%, registrando su caída más grande desde el 2009. Según información proporcionada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, este impuesto aportó tan sólo el 28% de los ingresos tributarios; mientras que, en enero del año pasado, aportó el 33% de los ingresos que se obtuvieron impuestos.

Algunos expertos comentan que la disminución en la recaudación se debió a diferentes razones, por ejemplo, la reducción en los consumos y los efectos del cobro de menos impuestos en la región de la frontera que, en el caso del IVA, pasó de 16% al 8%; sin embargo, el Director General del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz, explicó que el consumo se incrementa naturalmente conforme la población también crezca, aunque la población puede frenar las compras por cierta desconfianza del entorno, lo cual se vio reflejado en diciembre del 2018 y enero del 2019.

Ahora bien, la caída del IVA también es un indicativo de la economía para el cierre de este año, pues es evidente que la actividad económica se ha deteriorado en virtud del reciente problema del desabasto de gasolina, por ejemplo. Por lo tanto, si la economía nacional disminuye, ello impacta directamente en los ingresos, por lo que pudiera ser que los ingresos presupuestarios sean menores a los estimados en la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019.

También, en cuanto a la recaudación del ISR, a pesar de haber obtenido ingresos mayores en 1.4%, sigue siendo su crecimiento más bajo desde 2015, por lo que tampoco tuvo un buen inicio de año. Según estadísticas de la Secretaría de Hacienda, la recaudación del ISR reportó únicamente el 54% de los ingresos tributarios totales del mes enero, en contraste con el 55% que representó en 2018.

Lo anterior puede ser producto de varios factores, por ejemplo, menor crecimiento económico, recortes de salarios y despidos, principalmente en sector público, además de la reducción del ISR en la frontera (como en el caso del IVA) que pasó de 30% al 20%.

Es importante señalar que el ISR se relaciona esencialmente con la generación de empleos y con los ingresos de las empresas, por lo tanto, una menor recaudación, como ya se mencionó antes, es un indicativo de una actividad económica lenta.

El panorama para finales del año se ve complicado pues, el gobierno estimó que se obtendrán ingresos por $3,311 millones de pesos; inclusive, en lo que va del año, las calificadoras internacionales no ven el crecimiento económico proyectado por el gobierno. Lo anterior puede traer como consecuencia que también se tengan que reducir aún más los gastos porque es insostenible que sólo disminuyan los ingresos.

No hay comentarios

Deja un comentario