Decreto de Repatriación de Capitales 2017


Decreto de Repatriación de Capitales 2017

El pasado 18 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto que otorga diversas facilidades administrativas en materia del Impuesto Sobre la Renta relativos a depósitos o inversiones que se reciban en México (Repatriación de Capitales), con vigencia del 19 de enero al 19 de julio del presente año (6 meses).

El objetivo del Decreto, es permitir que personas físicas y morales, residentes en México o en el extranjero con establecimiento permanente, retornen al país – repatriación – los recursos invertidos en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016, que no hayan pagado el Impuesto Sobre la Renta.

El monto a repatriarse estará sujeto al pago único de un Impuesto Sobre la Renta a la tasa del 8%, mismo que deberá pagarse a los 15 días que se deposite dicho recurso en una institución crediticia del país. Todas las obligaciones fiscales relacionada con dicho capital, se tendrán por cumplidas para efectos de la legislación fiscal aplicable, y los contribuyentes no serán objeto del procedimiento de discrepancia fiscal, ni se considerará como un ingreso acumulable lo retornado, ni tampoco será objeto de recargos o multas.

Para beneficiarse con lo dispuesto en el Decreto, resulta necesario que los recursos a repatriarse se inviertan en territorio nacional durante el ejercicio fiscal 2017, y se mantenga dicha inversión durante dos años.

Respecto a las personas morales beneficiadas con el Decreto, se considerará que invierten sus recursos en México, cuando los destinen a los siguientes fines:

  1. Adquisición de bienes de activo fijo deducible para efectos del Impuesto Sobre la Renta, que sean utilizados para la realización de las actividades del contribuyente.
  2. Adquisición de terrenos y construcciones, que sean utilizados para la realización de las actividades del contribuyente.
  3. Investigación y desarrollo de tecnología, entendiéndose la inversión destinada al desarrollo de productos, materiales o procesos de investigación propios del contribuyente.
  4. Pago de contribuciones y salarios en territorio nacional; así como el pago de pasivos con partes independientes contratados con anterioridad a la entrada en vigor del decreto, siempre que el pago se realice a través de instituciones financieras mexicanas.
  5. Realización de inversiones a través de instituciones de crédito o casas de bolsa en territorio nacional.

Por lo que hace a las personas físicas, éstas deberán realizar sus inversiones a través del sistema financiero mexicano y destinar sus recursos a la adquisición de activo fijo o la adquisición de terrenos y construcciones para el desarrollo de sus actividades, o a la investigación y desarrollo de tecnología con programas propios, es decir, los fines previstos en los incisos A, B y C anteriores.

Tanto las personas físicas como morales, deben acreditar que el monto de sus inversiones se incrementaron con lo repatriado por virtud del Decreto, así como mantener dichas inversiones por dos años.

Por último, es importante mencionar que los recursos a repatriarse no pueden provenir de alguna actividad ilícita, o utilizarse para financiar el terrorismo; o bien, no podrán acogerse al Decreto los contribuyentes que están siendo objeto de las facultades de comprobación por parte de la autoridad fiscal respecto de dichos recursos en el extranjero o hayan interpuesto algún medio de defensa y no se desistan de los mismos.

 

No hay comentarios

Deja un comentario