DEPÓSITOS EN GARANTÍA Y SU APLICACIÓN FISCAL


DEPÓSITOS EN GARANTÍA Y SU APLICACIÓN FISCAL

DEPÓSITOS EN GARANTÍA Y SU APLICACIÓN FISCAL

Por Ramón E. Almanza Hurtado, Contador.

Es importante conocer que un depósito de garantía es utilizado comúnmente en operaciones de arrendamiento, en el que el arrendatario entrega al arrendador una suma de dinero como garantía por cualquier daño o responsabilidad relacionada con la propiedad. El depósito en garantía no se limita a las transacciones de alquiler, sino que puede utilizarse en cualquier tipo de operación o acuerdo, en el que se desea asegurar el pago de alguna obligación.

De acuerdo con los artículos 2,516 y 2,522 del Código Civil Federal, el depósito en garantía es un tipo de contrato bilateral, donde el “depositario”; persona que adquiere la obligación de recibir una cosa, mueble o inmueble, obtiene del “depositante” dicho depósito y se obliga a resguardarlo, para posteriormente devolver en el plazo acordado en el contrato o cuando el depositante lo solicite.

“Artículo 2516 CCF: “El depósito es un contrato por el cual el depositario se obliga hacia el depositante a recibir una cosa, mueble o inmueble que aquél le confía, y a guardarla para restituir cuando la pida al depositante.”

“Artículo 2522 CCF: “El depositario está obligado a conservar la cosa objeto del depósito, según la reciba, y a devolverla cuando el depositante se lo pida, aunque al constituirse el depósito se hubiere fijado plazo y éste no hubiere llegado.”

TRATAMIENTO FISCAL PARA ISR

El depósito en garantía (para efectos fiscales) no se considera ingreso para el arrendador; tanto para pagos provisionales como para el impuesto anual del ISR, tal y como lo dispone el artículo 16 de Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta:

Artículo 16. Para efectos del artículo 16 de la Ley, no se considerarán ingresos acumulables los depósitos recibidos por el arrendador, cuando éstos tengan como finalidad exclusiva garantizar el cumplimiento de las obligaciones pactadas en el contrato de arrendamiento y sean devueltos al finalizar el contrato.

Cuando los depósitos se apliquen al cumplimiento de cualquier obligación derivada del contrato de arrendamiento, el monto aplicado será considerado como ingreso acumulable para el arrendador en el mes en que se apliquen.”

Como se comentó anteriormente, el depósito no se considera un ingreso para efectos del impuesto sobre la renta; debido a que su objetivo no es incrementar el patrimonio de las partes, ya que los recursos deberán ser devueltos al término del contrato o cuando el depositante lo requiera.

Es importante mencionar, que cuando los depósitos sean aplicados  para el cumplimiento de cualquier obligación derivada del contrato de arrendamiento, el monto aplicado será considerado como ingreso acumulable para el arrendador para efectos del Impuesto Sobre la Renta y se deberá determinar el impuesto que corresponda.

TRATAMIENTO FISCAL PARA IVA.

Para determinar si un depósito en garantía es sujeto del Impuesto al Valor Agregado, es importante atender al artículo 1º de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA):

Artículo 1.- Están obligadas al pago del impuesto al valor agregado establecido en esta Ley, las personas físicas y las morales que, en territorio nacional, realicen los actos o actividades siguientes:

  • Enajenen bienes.
  • Presten servicios independientes.
  • Otorguen el uso o goce temporal de bienes.
  • Importen bienes o servicios. El impuesto se calculará aplicando a los valores que señala esta Ley, la tasa del 16%.

 El impuesto al valor agregado en ningún caso se considerará que forma parte de dichos valores”

Considerando que el depósito no se encuentra ubicado en ninguno de los supuestos mencionados en el artículo 1º de la ley de la LIVA se considera que el depósito en garantía, es no objeto de IVA. Sin embargo, es importante considerar que si los depósitos son aplicados para el pago de rentas, estos serán objeto del IVA en el momento en que realice la operación, como se indica en el Artículo 1-B de la LIVA

Artículo 1.-B.– Para los efectos de esta Ley se consideran efectivamente cobradas las contraprestaciones cuando se reciban en efectivo, en bienes o en servicios, aun cuando aquéllas correspondan a anticipos, depósitos o a cualquier otro concepto sin importar el nombre con el que se les designe, o bien, cuando el interés del acreedor queda satisfecho mediante cualquier forma de extinción de las obligaciones que den lugar a las contraprestaciones.”

FACTURACIÓN DE DEPÓSITOS EN GARANTIA

El anexo 20 Apéndice 8 Caso de Uso Facturación de Anticipos, no incluye la emisión de factura por concepto de depósito en garantía. Por lo que es importante conocer la diferencia entre un depósito en garantía y un anticipo.

De acuerdo con la Norma de Información Financiera “C-5 Pagos anticipados”, se definen como:

“Son activos derivados de pagos efectuados en efectivo o equivalentes con la finalidad de asegurar el abastecimiento de bienes, servicios u otros beneficios que se van a recibir en el desarrollo normal de las operaciones futuras de la entidad.”

CONCLUSIÓN

El depósito en garantía no es acumulable para el Impuesto Sobre la Renta y no es objeto del Impuesto al Valor Agregado, siendo una garantía para el pago de alguna obligación.

En el momento en el que se extingue una deuda con la aplicación de los depósitos, será acumulable para ISR e IVA, en los montos y meses de su aplicación.

No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.