EVASIÓN FISCAL COMO DELINCUENCIA ORGANIZADA.


EVASIÓN FISCAL COMO DELINCUENCIA ORGANIZADA.

Con fecha 11 de septiembre de 2019 el pleno de la Cámara de Senadores aprobó por mayoría de 66 votos a favor y 45 en contra, el paquete de reformas para tipificar a la defraudación fiscal como delincuencia organizada.

Dentro del paquete de reformas se propuso adicionar al artículo 5 de Ley de Seguridad Nacional los delitos fiscales que por su relevancia y daño o perjuicio al Fisco Federal afectan las finanzas públicas del país y en consecuencia ponen en peligro su estabilidad o permanencia.

Asimismo, se propone reformar el Código Fiscal de la Federación, el Código Nacional de Procedimientos Penales y Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.

En tal sentido, se plantea combatir a quienes acuerdan criminalmente evadir millonariamente al Fisco Federal y se busca combatir a las “Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas” y “Empresas que Deducen Operaciones Simuladas”, (conocidas como las famosas EFOS y EDOS) y a cualquier otra conducta delictiva de contenido económico – fiscal.

Con relación al debate de la reforma discutida, se aceptaron tres propuestas presentadas por los senadores:

1.- La reforma entrará en vigor el día 1 del mes de enero del año 2020.

2.- Las conductas llevadas a cabo antes de la aplicación de esta reforma no eximen de que se pueda llevar a cabo una investigación en las que se podrán juzgar y sentenciar.

3.- Los contribuyentes que hayan adquirido facturas falsas con un máximo aproximadamente de 8 millones de pesos, no será procesados como delincuente o criminal organizado y no le aplicará la prisión preventiva oficiosa.

Es de resaltarse este último punto ya que el contribuyente que no haya excedido de una cifra de $8 millones de pesos, ya sea comprando, vendiendo, adquiriendo o expidiendo un comprobante fiscal, librará el procedimiento penal en libertad, y en caso de resultar culpable, tendrá una pena máxima de dos años, siempre que sea primo delincuente; asimismo, serán sancionados con las mismas penas a quienes, a sabiendas de que se trata de un delito, recomiende o anuncie la compra o venta de facturas de operaciones inexistentes.

De acuerdo con cifras oficiales del Servicio de Administración Tributaria, entre junio del 2014 y junio del 2018 se crearon más de 9,000 empresas fantasma que con facturas falsas, simulan actos jurídicos inexistentes.

En dicho periodo se registraron operaciones de defraudación fiscal de empresas fantasma por más de 2 billones de pesos; una tercera parte del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del 2020.

A pesar de la contundencia de los datos presentados por el Servicio de Administración Tributaria, es preciso hacer un análisis constitucional de las penas y medidas propuestas por los legisladores, ya que el hecho de aplicar un régimen de excepción a la defraudación fiscal implica una invasión extraordinaria a la esfera jurídica de los contribuyentes, tal como la prisión preventiva oficiosa o la aplicación de la ley de extinción de dominio.

No hay comentarios

Deja un comentario