LA IMPORTANCIA DE LOS POSTULADOS BÁSICOS DE CONTABILIDAD Y SU ASOCIACIÓN CON IMPUESTOS


LA IMPORTANCIA DE LOS POSTULADOS BÁSICOS DE CONTABILIDAD Y SU ASOCIACIÓN CON IMPUESTOS

Por Susana Chávez Suaste, Asociada de Auditoría.

Para el desarrollo de los correctos registros contables y la emisión de la información financiera útil para la toma de decisiones, es importante considerar como base las Normas de Información Financiera (NIF). Como parte del marco conceptual la NIF A-2 menciona los postulados básicos, que son “los conceptos teóricos fundamentales que relacionan medios y fines, es decir normas particulares y objetivos de la información financiera”. Dichos postulados tienen una relación importante con las Leyes Fiscales.

Las autoridades hacendarias han considerado las NIF como parte importante en sus revisiones, ya que no solo hacen una revisión de facturas pagos y/o cobros, sino que solicitan mayor información contable como son las pólizas de los registros tanto de los cobros/pagos como de su provisión; la provisión encuentra su sustento en el postulado de “Devengación contable”; otro concepto que se integra como parte de su revisión, es la materialidad, la cual busca evidencia suficiente que acredite que los bienes o servicios fueron realmente otorgados o recibidos, no siendo suficiente la emisión de un contrato; este concepto se encuentra asociado al postulado de “Sustancia Económica”, ya que este postulado reconoce los eventos, transformaciones internas y transacciones que afectan económicamente a la entidad, de acuerdo con la realidad económica y considerando no solo su forma jurídica, por lo que los registros contables deberán reflejar la realidad de las operaciones realizadas; por lo que es importante que se analice la forma jurídica de las operaciones contra la realidad económica para realizar los registros contables, financieros y fiscales correctos por cada operación, no siendo suficiente para acreditar tanto la materialidad como la sustancia económica, los comprobantes ficales, sino que se necesita la documentación y evidencias que comprueben que las operaciones consignadas realmente existieron.

Dependiendo de la revisión que realicen las autoridades, en ocasiones solicitan información relacionada con los inventarios y su registro al costo y su relación con la venta realizada; así como la relación de los ingresos con los gastos realizados y asociados con la obtención del ingreso; como son nóminas, servicios, honorarios, viáticos entre otros. Esta información se relaciona con el postulado de “Asociación de costos y gastos con ingresos”, que hace referencia al reconocimiento y clasificación de los costos y gastos que estén directamente relacionados con los ingresos obtenidos; por lo que no es correcto reconocer en un periodo el gasto y en otro el ingreso.

La información financiera debe cumplir con el postulado de “Periodo contable”, que menciona que las operaciones, transacciones y transformaciones que realiza una entidad, deben reconocerse en periodos convencionales; de acuerdo con el artículo 8-A, de la Ley General de Sociedades Mercantiles, el ejercicio social deberá coincidir con el año de calendario, salvo los casos que se especifican; para efectos fiscales, el Código Fiscal de la Federación en su artículo 11 reconoce el año de calendario como ejercicio fiscal para el pago de las contribuciones, por lo que los periodos contables y fiscales son los mismos.

Uno de los requisitos de las deducciones fiscales es que se encuentren registradas en contabilidad y tanto la Ley del Impuesto Sobre la Renta en su artículo 76, primera facción, como el Código Fiscal de la Federación, artículo 28, y el Reglamento del Código Fiscal de la Federación en su artículo 33, hacen mención de la obligación de llevar contabilidad, cómo se integra y la documentación e información que forma parte de ella.

Las Normas de Información Financiera al ser un marco normativo para los registros contables, son la base para dar cumplimiento a los requisitos establecidos en la LISR, CFF y RCFF; tal como lo menciona la resolución miscelánea 2022 numeral 2.1.8.5 que señala “Para los efectos de esta regla se entenderá que la información contable será aquella que se produce de acuerdo con el marco contable que aplique ordinariamente el contribuyente en la preparación de su información financiera, o bien, el marco que esté obligado aplicar por alguna disposición legal o normativa, entre otras, las Normas de Información Financiera (NIF), los principios estadounidenses de contabilidad “United  States  Generally Accepted
Accounting Principles” (USGAAP) o las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS por sus siglas en inglés) y en general cualquier otro marco contable que aplique el contribuyente.

El marco contable aplicable deberá ser emitido por el organismo profesional competente en esta materia y encontrarse vigente en el momento en que se deba cumplir con la obligación de llevar la contabilidad”.

Como podemos observar, las Normas contables están muy relacionadas con las bases de la Ley; si bien cada una tiene sus particularidades, no hay que perder de vista que la aplicación correcta de las NIF proporciona una base sólida para la correcta información fiscal, por lo que es muy importante su correcta aplicación.

No hay comentarios

Deja un comentario