PARTES RELACIONADAS CON EL RÉGIMEN DE CONFIANZA


PARTES RELACIONADAS CON EL RÉGIMEN DE CONFIANZA

Por Juan Pablo Zanatta Reyes, Abogado.

El nuevo Régimen Simplificado de Confianza (RESICO) el cual fue introducido en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) a inicios del presente año trae consigo una oportunidad respecto a las tasas de imposición del impuesto sobre la renta, por ello es una opción viable para evitar cargas contributivas mayores contempladas en otros capítulos. Dicho régimen se encuentra regulado en los artículos 113-E al 113-J en lo que respecta a Personas Físicas y los artículos 206 al 215 para Personas Morales, ambos de la LISR dentro de los cuales se contemplan varios supuestos de procedibilidad que se deberán de cumplir si se opta por inscribirse bajo dicho régimen; por ello durante el presente artículo abordaremos lo referente a las partes relacionadas, ya que como se expondrá es uno de los elementos a considerar para la aplicación del régimen y el cual hemos identificado resulta confusa su interpretación al momento de aplicación.

En este sentido la LISR define como parte relacionada lo siguiente:

Artículo 179.- Se considera que dos o más personas son partes relacionadas, cuando una participa de manera directa o indirecta en la administración, control o capital de la otra, o cuando una persona o grupo de personas participe directa o indirectamente en la administración, control o capital de dichas personas. Tratándose de asociaciones en participación, se consideran como partes relacionadas sus integrantes, así como las personas que conforme a este párrafo se consideren partes relacionadas de dicho integrante.

Ahora bien, respecto de la definición anterior se presume que cualquier persona sin importar su calidad, mientras participe de alguna manera en la administración, control o capital de la otra se considerará parte relacionada. Respecto a la posibilidad de optar por tributar bajo el RESICO las personas físicas deberán de cumplir con los requisitos de exigibilidad los cuales no deberán de superar los 3.5 millones de pesos de ingresos obtenidos en el ejercicio inmediato anterior y que vayan encaminados a las siguientes:

  1. Actividades empresariales
  2. Actividades profesionales
  3. Otorguen el uso o goce temporal de bienes

Si se opta por contribuir bajo este régimen se determinarán los pagos mensuales considerando el total de los ingresos que se perciban, debiéndose estar amparados por los comprobantes fiscales correspondientes sin incluir el Impuesto al Valor Agregado para lo cual se aplicará el siguiente tabulador:

Monto de ingresos amparados por CFDI Tasa aplicable
Hasta 25,000.00 1.0 %
Hasta 50,000.00 1.1 %
Hasta 83,333.33 1.5 %
Hasta 208,333.33 2.0%
Hasta 3,500,000.00 2.5%

Resulta muy conveniente poder tributar bajo este régimen ya que las tasas de imposición son realmente bajas aun previendo que no habrá deducciones; considero que es un buen estímulo para todas aquellas personas físicas que buscan incursionar en un mercado más formal y sin cargas contributivas excesivas. Ahora bien, para el tema que nos acontece, respecto a las partes relacionadas dentro del mismo artículo 113-E de la LISR se menciona que no podrán tributar bajo este régimen las personas físicas que: “sean socios, accionistas o integrantes de personas morales o cuando sean partes relacionadas en términos del artículo 90 de esta ley.”

El artículo 90 de la LISR en su último párrafo presupone tres supuestos causación para ser considerada como parte relacionada los cuales son los siguientes:

  1. Participar de manera directa o indirecta en la administración, control o capital de la otra;
  2. Cuando una personas o grupo de personas participe, directa o indirectamente en la administración, control o capital de dichas personas y;
  3. Cuando exista vinculación entre ellas de acuerdo con la legislación aduanera.

Nuevamente estamos ante la presencia de una disposición ambigua y carente de un debido proceso legislativo que prevea claridad, certeza y certidumbre a los contribuyentes ya que de los supuestos mencionados en el artículo 90 de la multicitada ley no se desprende criterio de sujeción alguno que de manera precisa logre identificar a los contribuyentes. Por ello si nos limitados a la observancia y a la aplicación de la LISR no es suficiente para garantizar si estamos ante la presencia de ser considerados como parte relacionada o no, lo que nos remite forzosamente a la Ley Aduanera como se expone a continuación en su artículo 68:

Artículo 68. Se considera que existe vinculación entre personas para los efectos de esta Ley, en los siguientes casos:

I. Si una de ellas ocupa cargos de dirección o responsabilidad en una empresa de la otra.

II. Si están legalmente reconocidas como asociadas en negocios.

III. Si tienen una relación de patrón y trabajador.

IV. Si una persona tiene directa o indirectamente la propiedad, el control o la posesión del 5% o más de las acciones, partes sociales, aportaciones o títulos en circulación y con derecho a voto en ambas.

V. Si una de ellas controla directa o indirectamente a la otra.

VI. Si ambas personas están controladas directa o indirectamente por una tercera persona.

VII. Si juntas controlan directa o indirectamente a una tercera persona.

VIll. Si son de la misma familia.

Ahora bien es importante mencionar y tener identificado el ámbito de aplicación de la Ley Aduanera, la regulación es exacta respecto al 68 pero existen dos líneas de interpretación; la primera va encaminada a una aplicación limitada, en la cual la Ley Aduanera aplica para actos de comercio referentes a la exportación e importación de mercancías y todo aquello relacionado con el comercio exterior; la segunda es aquella que de manera armónica o sistemática actualiza la Ley Aduanera para fines de interpretación de la LISR y por lo tanto su aplicación surte efectos inclusive en operaciones de carácter nacional. La segunda interpretación es aquella que a mi consideración se deberá de aplicar, ya que estamos ante la presencia de una remisión de la ley, un reenvió por parte del artículo 90 de la LISR el cual nos indica que igualmente se considerará como parte relacionada aquello que la Ley Aduanera determine.

En manera de conclusión si una Persona Física opta por la inscripción en el RESICO tendrá que tomar en cuenta los límites de ingresos establecidos por la propia LISR; así como en lo referente a las Partes Relacionadas evitar tener el control o participar directa o indirectamente en la administración o dirección de la otra parte, además de los supuestos previstos en el artículo 68 de la Ley Aduanera, los cuales son aplicables como elementos para ser considerados como Partes Relacionadas.

No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.