SAT abusa de lista de firmas fantasmas.


SAT abusa de lista de firmas fantasmas.

El fisco, a través de un listado que es publicado en el Diario Oficial de la Federación de manera periódica, el cual se encuentra relacionado con la aplicación del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, ha convertido este instrumento en un medio para la fiscalización de los contribuyentes mediante la cancelación de sellos digitales y auditorías, señalan expertos.

El referido listado desprendido del artículo en comento hace alusión a aquellas empresas que emiten comprobantes sin contar con las condiciones, activos, materialización o servicios que amparen los mismos, por lo que el SAT presupone la inexistencia de dichas operaciones.

Asimismo, la autoridad ha “abusado” del alcance de tal artículo, ya que solicita al contribuyente que compruebe la materialidad de tales operaciones, aun cuando estas ya fueron concretadas.

Diana Bernal, titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON) señaló lo siguiente: “Preocupa que es una disposición para los defraudadores y los que no pagan impuestos, pero lo que es terrible es que la autoridad le aplique esa presunción al empresario mexicano que esta trabajando y tiene locales establecidos”.

De cada 100 casos que recibe la PRODECON, 20 de ellos se encuentran o se encontrarán en el supuesto del Artículo 69-B, lo que trae como consecuencia la cancelación del certificado del sello digital, mismo que al final se traduce en la imposibilidad de las empresas para contratar.

Para Manuel Sainz Orantes, distinguido fiscalista, dicho artículo tenía como objetivo erradicar a los defraudadores, pero “el SAT también ha abusado, por que se le ha aplicado a infinidad de empresas porque el fisco lo ve como un procedimiento muy ágil para verificar cumplimiento y, además, sabe que genera temor al contribuyente estar alrededor de dicho artículo”.

Según Gaspar Paulín, magistrado del Décimo Cuarto Tribunal Colegiado del Primer Circuito mencionó que, dicho artículo se encuentra deformado al encuadrarlo en comprobación, es decir, para la verificación de disposiciones fiscales.

No hay comentarios

Deja un comentario