SAT Y LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE HOTELES Y MOTELES, A FAVOR DE IMPUESTOS PARA APLICACIONES MÓVILES DE ALOJAMIENTO.


SAT Y LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE HOTELES Y MOTELES, A FAVOR DE IMPUESTOS PARA APLICACIONES MÓVILES DE ALOJAMIENTO.

Tal y como se ha venía adelantando a principios de este 2019, finalmente, las aplicaciones móviles de hospedaje o alojamiento como Airbnb y HomeAway, estarán obligadas al pago de impuestos federales como IVA e ISR, pues de lo contrario, el SAT considerará dicha conducta negativa como una “práctica fiscal indebida”.

En efecto, en la modificación al Anexo 3, de la Resolución Miscelánea Fiscal para el 2019, se adicionó un criterio que establece que todos los ingresos obtenidos por servicios de hospedaje a través de las plataformas tecnológicas, estarán gravados para efectos del IVA e ISR por dos cuestiones en particular; por un lado, el SAT considera que el servicio de hospedaje que se ofrece, es equiparable a una actividad empresarial, por lo cual, los ingresos por dicha actividad están sujetos al pago de ISR; y por otro, toda vez que el objeto de la aplicación es ofrecer un servicio de hospedaje, que se traduce en transmitir el uso y goce de un bien, o dicho de otra forma, el arrendamiento temporal de un bien, dicha actividad se encuentra gravada para efectos del IVA, de conformidad con la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

Cabe señalar que, aunque existen algunos grupos que no están de acuerdo con el endurecimiento de las regulaciones para aplicaciones móviles (plataformas digitales), también existen grupos de oposición que consideran lo contrario, que deben incrementarse las cargas tributarias a dichas plataformas, tal y como ha señalado en días recientes el Secretario de Turismo, Miguel Torruco. En ese sentido, funcionarios de dicha Secretaría, en una reunión con integrantes de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, han llegado a diversos acuerdos, de los cuales, destacan fijar un registro y normas de seguridad y calidad para los usuarios, así como la creación de una mesa de trabajo con el propio SAT, a efecto de definir algunos criterios tributarios aplicables a dichas plataformas.

No obstante, cabe precisar que el criterio que buscan con el SAT representa un reto, pues habrá que delimitar los criterios para aquellas personas que rentan un cuarto o incluso, un espacio en sus casas. En efecto, el problema es que los ingresos que se obtengan por rentar un espacio de una casa son considerados una actividad empresarial debido a la actividad de hospedaje; sin embargo, el SAT se encuentra perdiendo de vista que no todos los contratos de Airbnb son de hospedaje, es decir, no todos cuentan con los servicios de un hotel, ya que muchos únicamente son de mero arrendamiento y en ese sentido, cabe la posibilidad de disminuir las cargas tributarias para los dueños de las propiedades que se promocionan en dichas plataformas.

No hay comentarios

Deja un comentario